miércoles, mayo 29, 2024

Ley Bases y paquete fiscal: los cambios que estudia el Senado y podrían forzar su regreso a Diputados

El Senado podria introducir cambios a la Ley Bases y al paquete fiscal, lo que complicaría los planes de Milei.

Categorías:

Pese a la envalentonada del Gobierno por la media sanción de la Ley de Bases y el paquete fiscal en la Cámara de Diputados, el Senado podría forzar queregresen a la Cámara de Diputados, debido a cambios en el Impuesto a las Ganancias y el capítulo del Tabaco, frustando los planes del presidente Javier Milei de tener ambas leyes sancionadas antes de la firma del Pacto de Mayo.

Es que, de acuerdo al meticuloso calendario legislativo pretendido por Casa Rosada, la Cámara alta tendrá solo dos semanas para debatir, emitir dictamen y esperar que transcurran los siete días reglamentarios para votar la nueva Ley Bases. La idea es poder cumplir con la convocatoria formulada por Milei a los gobernadores y suscribir al Pacto de Mayo, con la normativa aprobada.

- Publicidad -

No obstante, es más que probable que, tanto la Ley Bases como el paquete fiscal, aprobados días atrás en el recinto de la Cámara de Diputados, reciban modificaciones por parte del Senado de la Nación. De ser así, ambos articulados fundamentales para el Gobierno deberán volver a la cámara de origen, lo que demoraría la sanción definitiva. 

En concreto, el desafío más duro que tiene por delante la vicepresidenta de la Nación y titular del cuerpo, Victoria Villarruel, para redimirse ante el núcleo duro de Milei, parece ser la aprobación del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores de la cuarta categoría, contemplado en el paquete fiscal que Diputados aprobó, luego de despachar la Ley Bases

Hoy no están los votos”, deslizan desde los pasillos del Congreso legisladores oficialistas y de la oposición dialoguista en relación a la aprobación del Impuesto a las Ganancias, que genera un fuerte rechazo por parte de los gobernadores patagónicos, al alcanzar al grueso de los trabajadores del petróleo.  

El rechazo de los gobernadores patagónicos no es un dato menor, ya que de ellos depende media docena de votos que amenazan la integridad de la reforma fiscal que, en caso de sufrir cambios en el Senado tendría que volver en segunda revisión a la Cámara baja, con la pérdida de tiempo que eso conlleva ante la cercanía del 25 de mayo. 

- Publicidad -

Sin embargo, de ser estratégicos, La Libertad Avanza (LLA) podría equilibrar la balanza generando un parteaguas entre los mandatarios peronistas, ya que los gobernadores del norte necesitan de los fondos coparticipables de Ganancias para compensar los recortes de partidas que impuso el Ejecutivo nacional. 

No obstante, el Impuesto a las Ganancias no es el único escollo que deberá sortear el Gobierno en la Cámara alta, ya que también asoma como un eventual conflicto el aumento del impuesto a los cigarrillos, que escala del 70% al 73%, así como la decisión tomada en Diputados, en una apretada votación, de incluir a la Tabacalera Sarandí entre los sujetos alcanzados por el gravamen. 

En detalle, la empresa viene eludiendo el pago del tributo gracias a una serie de fallos judiciales que beneficiaron a su propietario, Pablo Otero, o “El señor Tabaco” como lo denominó el presidente Milei. Con la sanción del artículo, la tabacalera perdería ese privilegio y quedaría en igualdad de condiciones que el resto de las compañías del sector.

De repetirse el mismo escenario que en la Cámara baja, donde el grueso de diputados de Unión por la Patria (UxP) voto en contra con el PRO y los libertarios, el capítulo del impuesto al tabaco, que forma parte del paquete fiscal de Javier Milei, definitivamente podría caer en desgracia.

A la complejidad de la agenda y los tiempos parlamentarios, a La Libertad Avanza se le suma la preocupación sobre el devenir de los bloques “independientes” y la inclinación del resto de los bloques provinciales, frente a los magros números de bancas que tiene el oficialismo en la Cámara de Senadores.

Es que, en la Cámara alta, La Libertad Avanza inicia con la cancha inclinada con las 33 bancas kirchneristas, sobre las 72 totales. Al igual que en diciembre pasado cuando consiguió 39 votos para designar a las autoridades del cuerpo, Villarruel deberá volver echar a rodar su destreza política para aglutinar a los bloques federales que responden directamente de los gobernadores de la zona centro.

Al respecto, desde el bloque oficialista deslizaron, que además de sus siete bancas, cuentan con el acompañamiento en general por parte del PRO, Juntos Somos Río Negro, Cambio Federal, el Partido Por la Justicia Social y Unidad Federal. De esta manera, quien definirá la eventual sanción de la Ley Bases y el paquete fiscal será la Unión Cívica Radical (UCR).

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario