domingo, diciembre 4, 2022

La pelea por la reforma del Bapro embarra las negociaciones por el Presupuesto 2023

En el Frente de Todos y en Juntos consideran que la pelea por la reforma del Bapro complica las negociaciones por el Presupuesto 2023 y la Ley Impositiva.

Esta semana la Legislatura bonaerense pausó el debate que se venía desarrollando por los proyectos de Presupuesto 2023 y de Ley Impositiva, para meterse de lleno en la disputa por la reforma del régimen de jubilaciones del Banco Provincia (Bapro) que terminó con una sesión fallida en la Cámara de Diputados. Como contó Diputados Bonaerenses, Axel Kicillof buscó forzar la votación de la iniciativa, pero finalmente no pudo partir al bloque de Juntos, que se abroqueló en el rechazo y no concedió el quórum necesario para que la Cámara baja delibere.

Hubo acusaciones cruzadas respecto a la pulseada por la reforma del Bapro. La oposición tildó de “caprichoso”, “prepotente” y “extorsionador” al Gobernador por no retirar del temario el proyecto que modifica la Ley 15.008, sancionada por el parlamento provincial en 2017 por impulso de María Eugenia Vidal; mientras que desde el Frente de Todos calificaron a sus contrincantes de “caprichosos”, “pocos democráticos” e “irresponsables”. Así, se elevó la tensión entre los dos bloques mayoritarios de la Legislatura bonaerense.

- Publicidad -

En este contexto, es una verdadera incógnita cómo la feroz pelea por la reforma del Bapro incidirá en la discusión por los proyectos de Presupuesto 2023 y de Ley Impositiva. Hasta el momento, asistieron al parlamento los ministros Pablo López, de Hacienda, Alberto Sileoni de Educación, Nicolás Kreplak de Salud y el titular de ARBA, Cristian Girard. Sin embargo, esta semana se interrumpió la ronda de funcionarios, que posiblemente se busque retomar en los próximos días.

De acuerdo a lo que pudo saber Diputados Bonaerenses, hubo convesaciones entre legisladores por “temas técnicos” del Presupuesto 2023. “La parte formal se va dando. Hicimos un planteo concreto a Insaurralde y estamos esperando una respuesta. De nuestro lado no está para trabarse“, explica un diputado del PRO con terminal en un intendente del Conurbano.

En tanto, todavía las tres mesas de trabajo que se acordaron en la reunión con Insaurralde, una destinada al análisis del Presupuesto de Kicillof, otra al estudio de la Ley Impositiva y una tercera en la que se traten las deudas con los intendentes de Juntos, todavía no se pusieron en marcha. “Esperemos que se activen la semana que viene”, dicen desde la oposición.

Justamente, el jefe de Gabinete Martín Insaurralde recibió a las espadas legislativas de Juntos y a una pequeña delegación de intendentes de ese espacio, para anotar las primeras demandas. De esa mesa surgió el pedido de $50 mil millones para el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), con un anticipo del 50% a desembolsar en enero, de otros $32 mil millones para el Fondo de Seguridad, y la necesidad de que se cancelen deudas por prestaciones del IOMA, del IPS y en concepto de obras.

- Publicidad -

Sin embargo, desde las dos orillas hay sectores que consideran que la disputa por la reforma del Bapro complica el escenario de negociación. “Es preocupante que Juntos no haya estado en la sesión que íbamos a tratar el tema del Bapro. Tenía que ingresar el Presupuesto. En estas circunstancias veo cada vez más difícil juntar a las partes para llegar a un acuerdo por el Presupuesto”, blanqueó sin vueltas, el diputado del Frente de Todos, Walter Abarca, con larga trayectoria en el Palacio Legislativo.

En tanto, desde Juntos también admitieron a este medio que, ante los cortocircuitos por la reforma del Bapro, las conversaciones sobre el Presupuesto 2023 y la Ley Impositiva se pondrán empinadas. “No le vemos una solución al tema del Banco Provincia y eso va a complicar el tema presupuesto. Una de las posibilidad es que la presión de los intendentes para garantizarse las obras y recursos surja efecto”, sostuvo un diputado amarillo.

Pese a eso, el legislador del PRO relativizó el compromiso de los jefes comunales en este contexto. “El año pasado Kicillof no les cumplió en nada respecto a obras, recursos y fondos, por lo que la intervención de los intendentes seguramente será moderada. No son la panacea las promesas del Gobierno porque después no se materializan”, analizó.

En rigor, desde el comienzo del debate del Presupuesto 2023 en la Legislatura bonaerense, algunos sectores duros del PRO, sin anclaje territorial directo, anticipaban la intención de llevar la disputa con Kicillof a fondo. Los cruces por la reforma del Bapro posiblemente sirvan para reactivar ese objetivo.

Por el momento, habrá que esperar si el Frente de Todos concova a una nueva sesión la semana que viene por la reforma del Bapro y si confirma el desembarco de nuevos ministros. “Seguramente la semana que viene vamos a saber quiénes vienen”, dijo una alta fuente legislativa a Diputados Bonaerenses y confirmó que el desarrollo del Mundial “no va a ser impedimiento” para continuar avanzando con los dos temas.

Al mismo tiempo, será necesario seguir atento las conversaciones sobre la reforma del Bapro. “Si ponemos en valor lo que está pidiendo la Corte y logramos centrar la discusión en esos aspectos vamos a lograr consensos. Tenemos disposición, pero la incorporación de ayer del tema Bapro en el temario de Diputados fue una decisión intempestiva… quisieron avanzar con el proyecto de Kicillof que no es lo que pide la Corte. Estamos para discutir lo que está planteando la Corte, que es el tema de la movilidad, el proyecto de Kicillof es otra cosa, lo quisieron meter con fórceps y ni siquiera reunieron a sus legisladores, porque le faltaron dos“, marcó un diputado de Juntos.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario