domingo, mayo 26, 2024

Denuncian que los internos de Batán "hace 20 días que están sin agua" en plena pandemia

Así lo vienen manifestando desde hace meses los familiares de los detenidos en la Unidad Penal 44.

Categorías:

Familiares de las personas detenidas en la Unidad Penal 44 de Batán, partido de General Pueyrredón, volvieron a levantar la voz para denunciar las condiciones deplorables a las que están sometidos los internos y afirmaron que reciben tan solo 1 litro de agua por día.

En ese sentido, aseguran que esta situación se repite por tercera vez desde que inició en marzo la pandemia por coronavirus (COVID-19).  La falta de ese servicio esencial genera inconvenientes para mantener la higiene dentro del penal.

- Publicidad -

Magali, familiar de uno de los detenidos en Batán, detalló que ese litro de agua que reciben por día lo utilizan para beber y también par higienizarse. En consecuencia, ella intentó hacerle llegar un bidón pero los guardias penitenciarios se lo impidieron.

"Mi hermano está en ingreso con otras cinco personas y defecan en una especie de pileta que tiene que tener la canilla abierta. No pueden ir al baño ni lavarse las manos con lo que les dan", apuntó Magali.

Asimismo, la mujer agregó que “es solo agua lo que pedimos, ellos quieren bañarse y con el calor que hace ahora es todo una mugre, realmente las condiciones son deplorables”. “No puede ser que estén sin agua hace 20 días", reclamó.

Otro de los temas importantes dentro de la Unidad Penal 44 es que durante el mes pasado, se confirmaron dos nuevos contagios y las autoridades penitenciarias aseguraron que estaban a la espera los resultados de otros tres hisopados.

- Publicidad -

Por eso, los compañeros de celda de los positivos (son seis en total) debieron aislarse preventivamente en el sector de buzones, el cual tiene una capacidad máxima de diez personas, de modo que ante un crecimiento de infectados, quedaría rápidamente desbordada.

La cárcel de Batán posee una capacidad operativa de 410 presos, pero en la actualidad hay 532 convictos alojados. En tanto, al sector de buzones van los que vuelven del hospital o los que tienen que aislarse por haber estado en contacto estrecho o por ser positivo de COVID-19.

Por otro lado, vale recordar, que meses atrás, un agente de esa misma unidad contrajo coronavirus y representó el tercer contagio entre los guardiacárceles de la penitenciaria ubicada a 1 kilómetros de Mar del Plata.

Si bien se informó en ese momento que el agente no tuvo contacto con las otras dos personas que contrajeron el nuevo virus, otros 14 efectivos del Servicio Penitenciario Bonaerense debieron aislarse preventivamente.

Más Leídas

Destacadas