martes, mayo 17, 2022

El Papa Francisco rechazó la eutanasia: qué proyectos se debaten en Argentina

El papa Francisco afirmó hoy que "la muerte no es un derecho" que pueda ser "programado". En Argentina, desde 2012 la muerte digna está legalizada. Pero, ¿cuál es el estado del debate de eutanasia?

Categorías:

Este miércoles en la audiencia general del Vaticano el papa Francisco se mostró contrario a la eutanasia, una postura común en el catolicismo. En medio del debate que se inicia en el parlamento italiano para discutir una ley sobre el “fin de la vida”, el sumo pontífice afirmó que “la muerte no es un derecho” que pueda ser “programado”.

“La muerte no es un derecho, no podemos programarla, tampoco evitarla. Toda persona tiene derecho a la vida, a los cuidados médicos y paliativos, para afrontar la muerte de manera más humana”, aseguró Francisco en su tradicional catequesis semanal en el Aula Pablo VI y agregó: “En efecto, la vida es un derecho, no la muerte, que hay que aceptar y no administrar”.

- Publicidad -

La asistencia al suicidio o eutanasia, que se trata de una intervención médica solicitada que tiene el objetivo de poner fin a una vida sin perspectiva de cura y de forma inmediata, está aprobada en algunos países como Colombia, Canadá, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Portugal y España.

El debate de la eutanasia recorre el mundo, y ya fue aprobado en paises como España y Colombia.
El debate de la eutanasia recorre el mundo, y ya fue aprobado en paises como España y Colombia.

Los recientes casos de eutanasia en Colombia colocaron el debate de la despenalización de la muerte asistida en la opinión pública, lo que se convirtió en un tema dentro de la agenda legislativa en casi todo el mundo, pero que por ahora en Argentina es una materia pendiente.

En 2012 en el país se aprobó la ley de muerte digna, que a pesar de ser un adelanto en derechos personales porque permite que cuando un paciente sufre una enfermedad “irreversible, incurable o terminal” puede negarse a que lo mantengan con vida, según especialistas en derecho y médicos, es ambigua e incompleta.

Es por eso que, en los últimos años, legisladores nacionales presentaron proyectos que promueven la discusión de la eutanasia: uno del senador radical Julio Cobos, también hay uno de Alfredo Cornejo, otro de la diputada radical Brenda Austin y el más detallado es el de la diputada del Frente de Todos, Gabriela Estévez.

Eutanasia: los proyectos en Argentina

- Publicidad -

El último proyecto sobre la temática, fue presentado en diciembre de 2021 por los legisladores mendocinos de Juntos por el Cambio, Julio Cobos y Pamela Verasay, establece los mecanismos que permiten controlar y evaluar los procedimientos y las garantías para llevar adelante la eutanasia de seres humanos.

Según establece el proyecto de eutanasia de Cobos, la interrupción voluntaria de la vida del paciente puede realizarse en dos modalidades: práctica eutanásica y muerte asistida, y “debe efectuarse con el máximo cuidado y profesionalidad por parte del personal de la salud”.

En este sentido, la decisión de solicitar la práctica de muerte asistida debe ser una decisión autónoma “fundamentada en el conocimiento del paciente sobre su proceso médico, después de haber sido informado adecuadamente por el equipo sanitario responsable”.

La propuesta de eutanasia de Cobos establece, en principio, la figura del médico responsable y la del médico consultor. El médico responsable es un profesional de la medicina a cargo del cuidado del paciente, que, como interlocutor principal, debe informarlo durante todo el proceso desde que la persona pide la eutanasia.

Unas semanas antes, los diputados radicales Alfredo Cornejo, Jimena Latorre y Alejandro Cacace presentaron “el primer proyecto para legalizar el Derecho a Morir en la Argentina”. Ambos proyectos son sutilmente diferentes pero tienen el mismo objetivo, que las personas que sufren una enfermedad terminal o un sufrimiento incontrolable por la enfermedad que padecen puedan decidir sobre el final de su vida.

En el proyecto de Cornejo sobre eutanasia, pretende crear una comisión médica de asistencia y evaluación que podría funcionar en cada provincia y en la Ciudad de Buenos Aires. Además, esta iniciativa radical de eutanasia contempla la objeción de conciencia y establece que el sistema de Salud público debe garantizar la cobertura y calidad de la prestación.

Por su parte, la diputada nacional por el Frente de Todos, Gabriela Estévez elaboró durante 2019 un anteproyecto para legalizar la eutanasia que fue presentado en el Congreso de la Nación. El fundamento principal del proyecto de eutanasia de Estévez es la historia de Alfonso Oliva, un joven diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA. En poco tiempo, Alfonso pasó de ser un hombre que jugaba al fútbol y trabaja en la inmobiliaria familiar a no poder moverse ni hablar. 

Mientras pudo hacerlo, Oliva pidió por una ley de eutanasia que se convirtió en el espíritu del anteproyecto de la legisladora Estévez que aún está pendiente de debate en el recinto.

Se espera que durante este año, un texto unificado sobre eutanasia pueda tener tratamiento en ambas cámaras del Congreso nacional para poder poner un marco legislativo a un debate intenso, controversial y delicado que la sociedad argentina comienza a cuestionar.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario