sábado, mayo 21, 2022

Legislatura bonaerense: piden frenar una millonaria compra de barbijos para escuelas

Diputados provinciales de Juntos reclaman que Axel Kicillof de marcha atrás con la compra de barbijos por $700 millones.

Mientras algunas jurisdicciones y municipios de la provincia de Buenos Aires avanzan en el uso del tapaboca optativo para las dependencias estatales, el gobierno de Axel Kicillof abrió una nueva licitación para la compra de barbijos tricapa por $700 millones para distribuir en las escuelas bonaerenses.

La medida, publicada en el Boletín Oficial, encontró resistencia desde el bloque de diputados de Juntos que viene bregando por la eliminación del uso del barbijo obligatorio en las instituciones educativas. Los legisladores Claudio Frangul (UCR) y Florencia Retamoso (Pro) reclamaron “dejar sin efecto la millonaria compra”.

- Publicidad -

“Mientras otras provincias del país como Mendoza, Tierra del Fuego y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, han eliminado la obligatoriedad del uso de barbijos para los alumnos en edad escolar, Kicillof y su ministro Kreplak siguen tomando medidas basadas en su fundamentalismo militante”, apuntó el legislador radical de La Plata, Frangul.  

Asimismo, el platense Frangul afirmó que “en un contexto de crisis económica como el que atraviesa la provincia de Buenos Aires que aún está sufriendo las consecuencias por la cuarentena eterna decretada desde el 2020 y del mal manejo de la economía, no se encuentran argumentos que justifiquen afrontar un gasto de estas proporciones en un modelo específico de barbijos tricapa”. “Con ese dinero se podrían arreglar escuelas o comprar insumos y material bibliográfico”, advirtió.

- Publicidad -

La resolución que encendió la polémica en la Legislatura bonaerense fue la 808/2022 del Ministerio de Salud, en la que se autoriza la contratación directa para la adquisición de barbijos tricapa descartables con elástico y con ajuste nasal, tanto pediátricos como para adultos.

Los barbijos tricapa, que estarán destinados a las escuelas de la provincia, demandarán una erogación de “hasta setecientos setenta y dos millones seiscientos veintitrés mil trescientos sesenta con 00/100 ($772.623.360,00), con la posibilidad de aumentar hasta en un cien por ciento (100%) el contrato”.

En este sentido, la diputada Florencia Retamoso exigió a las autoridades del Ejecutivo bonaerense “rever su postura de intransigencia y fanatismo, brindando sin número de datos y opiniones calificadas respecto a los efectos negativos de esta imposición para los niños, niñas y adolescentes en su desarrollo cognitivo, su salud integral y su sociabilidad”.

“No se entiende por qué están empecinados en seguir tomando este tipo de medidas autoritarias que son rechazadas por las organizaciones que nuclean a parte de la comunidad educativa como Padres Organizados”, agregó la diputada referenciada con la titular del Pro, Patricia Bullrich.

El planteo de los legisladores Frangul y Rematoso fue en sintonía con un proyecto ingresado por la senadora Aldana Ahumada, que estuvo acompañado de sus pares Joaquín de la Torre y Alejandro Rabinovich, en el que se solicita la eliminación del uso del barbijo en todos los niveles de las escuelas bonaerenses, dejando a cada alumno la decisión de querer ponérselo o no.

Además, la iniciativa ingresada este lunes en el Senado bonaerense apunta contra la dificultad que genera el uso del barbijo en el desarrollo del aprendizaje y el vínculo entre los alumnos, en especial entre los más chicos.

“Sorprende la necesidad imperiosa de continuar con esta medida que amordaza a nuestros chicos y chicas y es llamativa la insistencia, en este contexto, del enorme gasto que pretende hacer el gobernador Kicillof”, concluyó la legisladora Florencia Retamoso.

Crece el rechazo al uso obligatorio del barbijo en escuelas

Al reclamo de los legisladores bonaerenses de Juntos por el uso del barbijo obligatorio en las escuelas, se sumó en las últimas horas la ofensiva de algunos intendentes del Pro de eliminar el tapaboca de las entidades estatales, transporte público y comercios. A la vez que exigieron “revisar la obligatoriedad de su uso en los establecimientos educativos”.

El primero en desafiar las medidas adoptadas por el Gobierno nacional y provincial fue el intendente de La Plata, Julio Garro, casi en simultaneo con al disposición del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta de quitar el uso del barbijo en los colegios.

De la misma manera, el secretario de Gobierno de Bahía BlancaMarcos Streitenberger, anunció esta semana que el municipio se iba a acoplar a dejar atrás el uso del barbijo obligatorio y sostuvo que “las clases presenciales no representan un riesgo mayor que el resto de las actividades”.

“El discurso tiene que ser justo y equitativo: no podemos obligar a los chicos a usarlos cuando en distintos actos políticos, institucionales y eventos masivos no se utilizan”, sentenció Streitenberger.

En este sentido, el Secretario de Gobierno del intendente Bahía BlancaHéctor Gay, expresó que “es un pedido que planteamos reiteradas veces al gobierno provincial, especialmente en las escuelas”.

De esta manera, Bahía Blanca se subió al tren de los municipios que pretenden flexibilizar las medidas de cuidado contra el coronavirus y mete presión en torno al uso de barbijo en las escuelas, un reclamo que los legisladores de Juntos vienen haciendo desde semanas antes del inicio de clases.

Barbijos tricapa para escuelas: la resolución completa

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario