miércoles, mayo 22, 2024

Lucas González: dictan prisión preventiva para seis policías por encubrimiento y vejaciones

Seis policías de la Ciudad de Buenos Aires fueron procesados con prisión preventiva como coautores del encubrimiento de Lucas González y también por las vejaciones a las que fueron sometidas los tres amigos.

Categorías:

Seis policías de la Ciudad de Buenos Aires fueron procesados con prisión preventiva como coautores del encubrimiento de Lucas González, el joven de 17 años que fue asesinado de un disparo en la cabeza por parte de efectivos de la fuerza local en el barrio porteño de Barracas.

Además, los dos comisarios, el subcomisario, el principal y los dos oficiales, todos de la Policía de la Ciudad, fueron procesados también por las vejaciones a las que fueron sometidas los tres amigos de Lucas González, quienes fueron ilegalmente detenidos.

- Publicidad -

La resolución, dictada por el juez Martín del Viso, detalla que fueron procesados con prisión preventiva los comisarios Juan Romero y Fabián Alberto Du Santos, el subcomisario Roberto Inca, el inspector Héctor Cuevas y las oficiales Lorena Miño y Micaela Fariña, por los delitos de “falsedad ideológica y encubrimiento agravado en concurso real con privación ilegal de la libertad agravada y vejaciones”.

Además, el juez a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7 les dictó a los seis policías de la Ciudad un embargo sobre sus bienes por un millón de pesos.

Según señaló Del Viso en su escrito, los policías de la Ciudad “en un acto de servicio cometieron vejaciones contra las personas que se detuvo”, en referencia a los tres adolescentes que se encontraban con Lucas González al momento del hecho.

Al conocer el fallo, el abogado de las familias de Lucas González y de sus amigos, Gregorio Dalbón, dijo que se trata de una resolución “histórica, sin antecedentes de este tipo” y aseguró que “desde el advenimiento de la democracia” no veía un crimen con “tanta saña”.

Lucas González: el pedido del fiscal de la causa

En el día de ayer, el fiscal Leonel Gómez Barbella, que investiga el asesinato de Lucas González, pidió el procesamiento con prisión preventiva de los seis policías porteños acusados de encubrir el crimen del adolescente de 17 años.

El fiscal Gómez Barbella considera que los efectivos de la Comisaría 4D de Barracas se encargaron de encubrir a sus compañeros Gabriel Isassi, Fabián López y José Nieva, los policías que dispararon contra Lucas González.

- Publicidad -

Según el Fiscal, estos seis efectivos de la Policía de La Ciudad encubrieron a los asesinos de Lucas González con acciones que “no se presentaron solas ni aisladas sino en el seno de un entramado articulado”.

Además, Gómez Barbella solicitó al juez del Viso que procese a los efectivos también por las torturas infligidas tanto sobre Lucas González como sobre sus tres amigos detenidos ilegalmente.

A la vez, en los casos de Inca, Cuevas, Fariña y Miño, el Fiscal agregó la imputación de delito de “falso testimonio agravado”, ya que los tres declararon como testigos ante la Policía Federal cuando fue convocada para tomar el caso.

Lucas González: las torturas de los policías de la Ciudad

El Fiscal que investiga el crimen de Lucas González, pidió ayer imputarles también el delito de “imposición de torturas” a los seis policías que se encuentran detenidos por el encubrimiento del homicidio.

Así lo requirió Gómez Barbella al considerar que Lucas González fue quemado con un cigarrillo “mientras agonizaba” en el auto en el que se movilizaba, al tiempo que sus amigos, también menores de edad, permanecieron “esposados, tirados en la cinta asfáltica en calidad de detenidos” y fueron sometidos a “actos de torturas”.

Para sustentar la acusación, el representante de Ministerio Público se basó en la definición que dice que “por tortura se entenderá no solamente los tormentos físicos sino también la imposición de sufrimientos psíquicos, cuanto éstos tengan gravedad suficiente”, y apeló también a la Convención sobre los Derechos del Niño.

En este sentido, el fiscal mencionó que los sufrimientos recibidos por Lucas González a través de la quemadura en su mano durante el procedimiento policial y “mientras inventaban pruebas en su contra colocando un arma detrás suyo” y de sus amigos.

Lucas González: un caso de violencia institucional

El crimen de Lucas González fue cometido cerca de las 21.30 horas del 17 de noviembre, cuando el adolescente y sus amigos salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y se detuvieron en un kiosco situado en Iriarte y Luna, para comprar un jugo.

En ese momento fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4, de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, sin patente ni signos de ser policial, del que bajaron tres efectivos armados y sin identificar.

El joven de 17 años, Lucas Gonzalez, fuer asesinado por la policia de la Ciudad el noviembre de este año.
El joven de 17 años, Lucas Gonzalez, fuer asesinado por la policia de la Ciudad el noviembre de este año.

De acuerdo a las pruebas recabadas en la investigación por el crimen de Lucas González, los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías de la Ciudad les dispararon desde distintos ángulos.

Al menos cinco tiros dieron en el auto y uno de ellos impactó en la cabeza de Lucas González, quien tras ser atendido de urgencia en un hospital porteño fue trasladado y murió horas después en el hospital “El Cruce” de Florencio Varela.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario