jueves 22 de octubre de 2020 - Edición Nº1080
Diputados Bonaerenses » Municipios » 28 may 2020

En La Plata

La solidaridad como vacuna: un merendero pide ayuda para darle de comer 100 chicos

El espacio de asistencia social necesita ampliar la asistencia barrial debido al incremento de vecinos que necesitan ayuda en medio de la pandemia.


El Merendero El Bajo, ubicado en el barrio platense de Tolosa pide “cualquier tipo de donaciones” para que las familias y los chicos de la zona puedan cubrir sus necesidades alimentarias, en medio de la pandemia de coronavirus (Covid - 19).

“Recibimos cualquier tipo de donación que puedan acercar, ya sea chocolate, alimento no perecedero o ropa, porque a partir de lo más mínimo que se puedan imaginar, a la gente les va a ayudar un montón”, explicaron.

 

 

El espacio de asistencia social ubicado en 16 entre 525 y 526 pretende ampliar el alcance de la ayuda que brinda todos los sábados para que los vecinos puedan tener un plato de comida, en pleno parate económico por la cuarentena.

En diálogo con Diputados Bonaerenses Leandro Salas, uno de los responsables de la iniciativa, afirmó que “son entre 25 y 30 familias del barrio, pero con todo esto que está pasando lamentablemente se van acercando día a día más familias al merendero”.

 

 

No obstante, el referente barrial aseguró que cada persona que se acerca a recibir su ración de comida lo hace usando obligatoriamente tapabocas y que permiten el ingreso de un comensal por vez para respetar el distanciamiento social.

“Los vecinos se quedan a una distancia de metro y medio, nosotros les damos el tupper con comida, pan y luego le damos leche, chocolate y una fruta de postre”, contó Salas a este medio.

Según Salas, el merendero funciona a pulmón desde hace casi un año en el barrio de la capital bonaerense y lo acompaña en la coordinación su amigo Agustín Rica, y una decena de colaboradores que se encargan de recolectar los alimentos.

 

 

“Tanto las donaciones como el trabajo se hace entre amigos y la gente del comedor María Ludovica que funciona al medio día también nos da una mano muy grande”, dijo Agustín Rica.

Efectivamente, El Bajo” funciona dentro del espacio que les brinda el Comedor María Ludovica, que de lunes a viernes, da de comer a un centenar de familias del barrio popular platense.

Desde sus inicios el merendero funcionó los días martes y jueves, pero debido al aislamiento social, se redujo sólo a los sábados. “Por ahora nos estamos manejando de esa forma, porque los domingos en el barrio utilizan esa porción abundante que les sobró de lo que les dimos”, dijeron.

 

 

En este contexto, el foco del control epidemiológico en torno a la crisis del Covid-19 cambió desde hace unas semanas y el peligro mayor está rodeando a los 1.800 barrios populares de la provincia

El problema, además de sanitario, es estructural, de hábitat, de trabajo y de alimentación y es allí, donde a veces no alcanza el Estado, que llegan las organizaciones sociales para asistir a los vecinos de las zonas más pobres.

 

 

Por ese motivo, desde el barrio ubicado en La Plata buscan seguir en pie, a partir de las donaciones que lleguen desde la comunidad porque “el hambre no puede esperar y las familias necesitan un plato de comida, a pesar de los efectos económicos generados por el virus”.

De momento, hasta que la comunidad científica arribe a conclusiones certeras, las únicas dos vacunas para prevenir los duros efectos sociales y sanitarios de la pandemia son cumplir con la cuarentena obligatoria y apelar a la solidaridad, algo que en "El Bajo" conocen de cerca. 

Para realizar donaciones de alimentos, elementos de higiene, ropa o frazadas comunicarse con los teléfonos 0221-647-9612 o al 0221-677-6971.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS