martes 01 de diciembre de 2020 - Edición Nº1120
Diputados Bonaerenses » Provincia » 14 sep 2020

Reclamo de la bonaerense

Berni dijo que en la protesta había policías “infiltrados, drogados y alcoholizados”

Además, el ministro de Seguridad de la provincia aseguró que “nunca se rompió la cadena de mando”.


El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, afirmó que en la protesta que llevó adelante la Policía Bonaerense la semana pasada para exigir mejores condiciones laborales y aumento de salarios, había uniformados “infiltrados, drogados y alcoholizados” y aclaró que “nunca se rompió la cadena de mando”.

En ese sentido, el funcionario de Axel Kicillof, negó que se haya tratado de una rebelión policial porque “había una mezcla” que incluía a policías retirados, exonerados y sumariados, “gente que no tenía nada que perder porque sabían que tarde o temprano quedaban afuera de la fuerza”.

Además, Berni sostuvo que las manifestaciones realizadas en distintos puntos del país “fueron hechas por unos pocos policías locales”, aunque reconoció que “se sabía” que un conflicto de esa magnitud podía desatarse porque los efectivos no tienen sindicatos y “el malestar estaba latente”.

Por eso, para el ministro “no hacía falta ser un especialista para saber lo que iba a pasar porque estaba todo publicado en las redes sociales” y señaló que el problema no se gestó hace un año o dos, sino que es “estructural” y hasta ahora, “nadie tuvo la voluntad, los recursos o la intención” de solucionarlo.

Como consignó Diputados Bonaerenses, las protestas de la Policía Bonaerense tomaron impulso y, pese al anuncio que realizó el propio Berni, decenas de patrulleros rodearon la Quinta de Olivos al ruido de las sirenas.

No obstante, el Ministro de Seguridad planteó que los efectivos que protestaron armados frente a la Residencia Presidencial no pusieron en riesgo la seguridad de Alberto Fernández, aunque reconoció que “estaban preparados” para intervenir. “No tuvimos que llamar ni siquiera a Gendarmería, nunca pedimos la intervención porque estaba todo controlado”, dijo Berni.

Bajo ese contexto, no ahorró críticas a la gestión de la exgobernadora María Eugenia Vidal y recordó que no cumplió con su promesa de equiparar los sueldos de los policías bonaerenses a los de sus pares porteños y recordó que bajo la gestión del Frente de Todos, se compraron chalecos de balas vencidos y denunció que abrió 36 mil sumarios pero dejó más de 30 mil abiertos.

Por último, otro de los objetivos de Berni fueron los organismos de Derechos Humanos porque, según el titular de la cartera de Seguridad, los funcionarios de esa área “tienen los sueldos más altos y no aportan nada, son puro bla bla, no están acostumbrados a trabajar a las siete de la mañana”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS