sábado, noviembre 27, 2021

Paren las rotativas: gráficos piden reabrir las paritarias y más asistencia para el sector

El sector estatal exige la reapertura de paritarias, los diarios vieron mermada la producción en papel y los privados no saben cuándo podrán volver a trabajar.

Categorías:

Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, algunos sectores atraviesan momentos difíciles y las imprentas, que no son ajenas a la crisis económica, también salieron a reclamar medidas para el sector y reclamaron por salarios.

En diálogo con Diputados Bonaerenses, Marcelo Alcobendas, Secretario General del Sindicato Gráfico Platense y Secretario Gremial de la Federación Argentina de Trabajadores de la Imprenta, Diarios y Afines, explicó en qué situación se encuentran en el sector.

En este sentido, cabe destacar que el ámbito de acción del gremio abarca a las imprentas estatales y a los diarios, que no han visto suspendidas sus actividades durante la pandemia, y también a las imprentas privadas.

Las imprentas estatales, no han cesado las actividades, en tanto se han dedicado a impresiones para el sistema sanitario, como etiquetas para alcoholes en gel, y últimamente se encuentran trabajando en materiales educativos.

Si bien en un primer momento se comenzó a trabajar de manera alternada, respetando los protocolos sanitarios, en la actualidad hay cierta continuidad para el sector, aunque se está exigiendo la inmediata reapertura de paritarias.

Es imprescindible volver a discutir los salarios porque estamos frente a una situación extremadamente compleja para los trabajadores, que se suma al desfinanciamiento del año pasado”, aseguró Alcobendas.

Durante todo el 2019, el Sindicato Gráfico Platense denunció que los trabajadores de la Dirección Provncial de Impresiones y Digitalización del Estado se encontraban en estado de alerta por un “vaciamiento de las imprentas bonaerenses”.

Respecto a los diarios, que continúan trabajando en tanto los medios de comunicación fueron considerados actividades esenciales desde que comenzó la cuarentena, hay preocupación por la merma en la impresión.

En este sentido, Alcobendas explicó que “no se ha podido avanzar mucho porque el sector se encuentra golpeado primero por la gestión de Mauricio Macri, segundo porque hoy todo pasa por las redes sociales y tercero por la pandemia”.

“Durante el macrismo la gente dejó de comprar el diario en papel por el costo y ahora, con la pandemia, las pocas personas que aún compraban, no pueden salir de sus casas, además de que los comercios también dejaron de comprar”, sostuvo el sindicalista.

Es por eso, que la situación es aún más compleja para los diarios, y pese a que los gremios han tenido varias reuniones con la Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (ADIRA), “es difícil poder discutir salarios”, puntualizó Alcobendas.

Por último, en cuanto al sector privado, el gremialista comentó que “solo se encuentran trabajando aquellas imprentas asociadas a cuestiones sanitarias o de alimentación”, por lo que muchas no han podido abrir sus puertas.

Por otra parte, el gobierno Nacional no ha autorizado la actividad gráfica llamada “de obras” en las últimas resoluciones publicadas en el Boletín Oficial, y hay incertidumbre respecto de lo que pueda suceder.

“La Asistencia al Trabajo y a la Producción es insuficiente y a las imprentas les cuesta pagar los salarios y mantener los locales”, apuntó Alcobendas, quien aseguró que “en algunos lugares de la Provincia se acordaron recortes salariales con los trabajadores”.

En este sentido también hay conversaciones permanentes con la Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines, que ayer lanzó una encuesta en su página web para medir el impacto de la pandemia en las imprentas privadas.

Más Leídas

Destacadas