domingo, diciembre 5, 2021

Senadores k presentan su “impuesto a los ricos” con subas en el Inmobiliario e Ingresos Brutos

Se trata de un proyecto del legislador Francisco “Paco” Durañona que propone modificar las alícuotas de Ingresos Brutos, los impuestos inmobiliarios y Sellos.

El bloque de senadores del Frente de Todos en la provincia respondió a la presión opositora por la distribución de fondos del salvataje dispuesto por Axel Kicillof y para reactivar ambas Cámaras de la Legislatura, con la presentación de su propio “impuesto a la riqueza”.

Se trata de un texto del legislador Francisco “Paco” para modificar la discutida Ley Impositiva 2020 bonaerense que en diciembre trazó la primer grieta en el parlamento provincial, justamente por el debate sobre los tributos que deberían pagar los sectores con mayor capacidad contributiva.

- Publicidad -

El paquete de cambios incluye llevar los aumentos en el caso de los Impuestos Inmobiliarios Urbano Edificado, Baldío y Rural para los segmentos más altos del impuesto al 100% -actualmente el tope es 75%- y subas de hasta el 30% en las alícuotas del impuesto sobre los Ingresos Brutos para aquellos contribuyentes que están en la cima de la pirámide.

“Una situación extraordinaria requiere la adopción de medidas extraordinarias por parte del Estado en todos sus niveles. La iniciativa busca aliviar el impacto que el aislamiento social, preventivo y obligatorio tiene sobre la economía”, explicó el senador de la Segunda.

Tal como adelantó Diputados Bonaerenses, el Gobierno provincial adelantó que esperan una caída de cerca de 40 puntos en la recaudación, situación que se replica en las 135 comunas bonaerenses. El proyecto de Durañona fue consultado con ARBA y especialistas en materia impositiva.

- Publicidad -

En este complejo escenario epidemiológico se ha vuelto aún más evidente que la distribución de los costos es desigual entre los distintos actores económicos, siendo más angustiante para los trabajadores informales, los cuentapropistas y quienes tienen menores ingresos”, detalló.

En paralelo, añadió que “es así que proponemos, fortalecer el gasto social y asegurar el financiamiento público, redistribuyendo el peso de la carga tributaria y legislando para que el esfuerzo de quienes están en una mejor posición, aliviane a los que enfrentan este momento con mayor dificultad”.

En concreto, Durañona plantea “un incremento del 30% en las alícuotas del impuesto sobre los Ingresos Brutos previstas en la Ley Impositiva para aquellos contribuyentes cuyo monto de impuesto determinado total para la provincia en el ejercicio fiscal 2019 resulte superior a los $20 millones”.

En el artículo 1 también se explica que quedan exceptuadas las actividades “que gocen de una exención vigente en el referido impuesto o cuyas alícuotas establecidas para el año 2020 sean 0%”. En tanto, para los contribuyentes que hayan iniciado actividades durante el ejercicio fiscal en curso, quedarán comprendidos aquellos que en los dos primeros meses del inicio su monto de impuesto determinado total no supere los $3.400.000.

Por el contrario, en el artículo 2 prevé “una alícuota del cero por ciento (0%) para aquellas actividades del Impuesto sobre los Ingresos Brutos cuando el total de ingresos gravados, no gravados y exentos, obtenidos por el contribuyente en el periodo fiscal 2019, por el desarrollo de cualquier actividad dentro o fuera de la Provincia, no supere la suma de pesos mil ($ 500.000).

“Cuando se trate de contribuyentes que hayan iniciado actividades durante el ejercicio fiscal en curso, quedarán comprendidos en el tratamiento del párrafo  anterior, siempre que el monto de ingresos gravados, no gravados y exentos obtenidos durante los dos primeros meses a partir del inicio de las mismas, no superen la suma de pesos noventa mil ($90.000)”, agrega.

En cuanto al Impuesto Inmobiliario, impulsa la implementación de medidas “que tornen más progresiva la imposición patrimonial, incrementando la contribución de ejercicio 2020 para los inmuebles con la mayor valuación fiscal en las plantas Urbana Edificada, Urbana Baldía y Rural”.

En el caso del Impuesto Inmobiliario Urbano propone un aumento del 100% cuando se trate de inmuebles cuya valuación fiscal correspondiente al año 2019, sea superior a $ 3.100.000; categoría que no existe en la ley aprobada en diciembre donde el tope de incremento es del 75%.

En tanto, para el Inmobiliario Baldío incorpora una suba de 120% cuando se trate de inmuebles “cuya valuación fiscal correspondiente al año 2019, sea superior a $ 1.300.000” y para el Rural un incremento del 100% “cuando las valuaciones correspondientes al año 2019, de latierra libre de mejoras sea superior a $ 5.000.000”. Ambas segmentos tampoco figuran en la Ley Impositiva vigente.

Por último, y con el objeto de mejorar el acceso al financiamiento por parte de las familias bonaerenses, propone desgravar en el Impuesto de Sellos a los resúmenes de tarjetas de crédito o compra inferiores a $50.000 mensuales para lo que queda del ejercicio 2020.

Más Leídas

Destacadas