domingo, octubre 24, 2021

Violencia en Claromecó: rugbiers desfiguraron a un joven tras una fiesta clandestina

El hecho habría ocurrido luego de una fiesta clandestina cuando la victima le pidió a los agresores que juntaran la basura que dejaban.

Categorías:

Un joven de 23 años fue brutalmente golpeado por un grupo de rugbiers en la localidad bonaerense de Claromecó luego de asistir a una fiesta clandestina llevada a cabo en la madrugada de ayer en una zona llamada Segundo Salto.

Se trata de Felipe Di Francesco, quien según declaró ante la policía en la seccional del balneario, fue golpeado por dos personas mayores de edad a los que identificó como Lucio e Ignacio Cozzi, de 31 años.

Según la declaración penal que el padre del herido, Guillermo Di Francesco, compartió con un medio local, el ataque habría ocurrido cuando la víctima, que se encontraba con su hermano mayor Ramiro (26) juntando la basura que habían dejado los asistentes a la fiesta en la playa, les pidió que colaboren con la higiene retirando “la gran cantidad de basura que dejaban”.

En esas circunstancias, los damnificados denunciaron que los agresores se negaron al pedido y, junto con el grupo que se encontraban, los comenzaron a insultar hasta que, minutos más tarde, sin mediar palabra, Felipe fue golpeado en el rostro hasta hacerlo trastabillar e impactar su cabeza contra la puerta de la camioneta.

Momentos después, el joven fue trasladado al hospitalito de Claromecó y, posteriormente a la clínica Hispano, donde le realizaron prácticas radiográficas, que dieron como resultado “doble fractura de tabique, cuatro dientes rotos, un corte en la cara y un traumatismo en el ojo”.

Según Di Francesco, los agresores “son rugbiers, cuando vivían acá jugaban en el Club Cazadores y ahora que viven en La Plata, juegan en La Plata Rugby Club. Me gustaría que esto llegue allá para que los echen. Se piensan que pueden ir por la vida pegándole trompadas a la gente con impunidad. Tengo una amargura enorme”.

Los agresores fueron identificados en su domicilio por la policía tras la realización de la denuncia, la cual el padre del joven amplió hoy por la mañana ante la fiscal Natalia Ramos, aportando elementos probatorios del estado en que quedó su hijo luego de la golpiza.

En ese sentido, Di Francesco explicó que brindaron los informes médicos y aseguró que lo llevaran a la fiscalía para que lo ocurrido no quede en la nada. En ese sentido, el hombre afirmó que los agresores tienen antecedentes ya que no es la primera vez que se los ve implicados en hechos de estas características.

“No quedaba mucha gente, los pocos que había estaban en la fogata y a Felipe lo agarraron cuando fue a buscar la camioneta. Pegaron un grito, cuando Felipe se da vuelta, le pegaron dos piñas y lo tiraron al piso”, declaró el hermano de la víctima y testigo de lo ocurrido.

Más Leídas

Destacadas