miércoles, julio 6, 2022

Legislatura bonaerense: ¿Se viene otra sesión doble con paquetazo de cargos?

Si bien todavía no hay acuerdo, el oficialismo pretende que haya una sesión doble en la Legislatura bonaerense el martes que viene. Hay nuevos cargos sobre la mesa, conversaciones en marcha y mucho ruido en el PRO.

(*) Por Juan Manuel Negri

La Legislatura bonaerense podría volver a tener una sesión doble el martes de la semana que viene si es que prosperan los acuerdos políticos intra y extra bloques, después del temblor que generó el rechazo de un sector del PRO a la reforma jubilatoria del Banco Provincia, que derivó en el recorte del temario de las sesiones de la semana pasada y en la puesta en suspenso de los entendimientos que se habían tejido. En las últimas horas hubo conversaciones y nuevos ofrecimientos por parte del oficialismo.

- Publicidad -

El peronismo pretende que se avance con la votación de los cargos que le corresponden a la oposición en organismos de control, como el Bapro y la Defensoría del Pueblo bonaerense, y también tracciona para votar el pliego de Federico Thea al frente del Tribunal de Cuentas. “Aparentemente el martes habría dos sesiones. En el Senado sería especial con temario acotado a los cargos, sin otro tema en agenda, mientras que en Diputados sería ordinaria”, confió a este medio una fuente legislativa.

Diputados Bonaerenses pudo chequear la información con ambas bancadas mayoritarias que confirmaron que, efectivamente, se está negociando una sesión doble para la semana que viene. Incluso, en la Cámara alta los senadores del Frente de Todos ya firmaron la convocatoria para la sesión especial. Por su parte, desde la Presidencia de Diputados por el momento mantuvieron silencio, aunque legisladores peronistas abonaron la intención de realizar la nueva sesión en espejo.

Legislatura bonaerense. El correo electrónico que les llegó a los diputados.
Legislatura bonaerense. El correo electrónico que les llegó a los diputados.

Se está avanzando, pero aún no hay nada firme. No están acordadas las sesiones”, marcaron distancia diferentes fuentes de los bloques de diputados y de senadores de Juntos, que coincidieron en poner en duda la doble convocatoria del martes que viene en la Legislatura bonaerense. Se espera que durante este fin de semana se acerquen posiciones.

En este contexto, la convocatoria a la sesión doble de la semana que viene en la Legislatura bonaerense en principio fuerza a una resolución al interior del PRO donde se oyen posturas encontradas, entre los que apuran las definiciones por los cargos y los que ensayan resistencias a los entendimientos con el Frente de Todos, más vinculados al ala dura del partido.  

- Publicidad -

Son acuerdos institucionales que corresponde se solucionen, la oposición tiene que ocupar los cargos en los organismos de control”, sostuvieron desde un extremo del PRO a Diputados Bonaerenses. Como explicó este medio, el rechazo del ala dura del partido a la reforma jubilatoria del Bapro generó un cimbronazo en el parlamento provincial, tanto en la relación entre los distintos espacios del PRO, como con el radicalismo bonaerense y también con el peronismo.

“Es el mismo acuerdo al que llegó Mauricio Macri para que Miguel Ángel Pichetto llegue a ser el Auditor General de la Nación”, pasó factura un legislador del PRO a este medio, que hace fuerza para que se voten los cargos destinados a Juntos en los organismos de control bonaerenses. En rigor, Pichetto ostenta la silla más importante que puede aspirar un dirigente opositor en la estructura administrativa nacional, con el aval de Macri.

Desde la otra orilla, el oficialismo le pasa la pelota a Juntos. “El problema está en ellos, de eso depende que el camino para poder sesionar la semana que viene se allane y que se generen los acuerdos, no para aprobar lo que quiere el Frente de Todos o la oposición, sino para legislar sobre las preocupaciones que tienen los bonaerenses”, postuló una alta fuente de la bancada oficialista a Diputados bonaerenses.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir este medio, en los últimos días los negociadores del Frente de Todos adicionaron en el menú de cargos algunas sillas. “Es un 90% lo que pedía la oposición, se tiró de la soga hasta donde se pudo, pero estas dilaciones desnudan los problemas de ellos y tienen el desafío de demostrarle a los propios que tienen la capacidad de ponerse de acuerdo”, apuntó el mismo interlocutor, con reproches dirigidos al PRO.

Así las cosas, aún no está clara la postura a la que podría arribar el PRO, pero en buena parte de eso dependerá que la posible sesión doble de la semana entrante llegue a buen puerto o, por el contrario, que vuelva a naufragar en los pasillos de la Legislatura bonaerense.

Tampoco hay certezas sobre el lugar de dejó vacante Néstor Grindetti como negociador de la Legislatura bonaerense. En algunos campamentos aseguran que la jefatura porteña del PRO que digitó el rechazo a la reforma jubilatoria del Bapro a control remoto, por varios motivos, no podrá “prescindir” del intendente de Lanús, al tiempo que otros sectores ya tiran nombres arriba la mesa. Ese es el convulsionado clima que se vive en el PRO.

Legislatura bonaerense: pulseada por los cargos de la oposición

En caso de que los entendimientos progresen, en la sesión doble de la Legislatura bonaerense se votarían las tres sillas que tiene reservada la oposición en el directorio del Banco Provincia. En el caso del Bapro, los elegidos son el exlegislador Carlos Fernández por el radicalismo, y el exministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Bruno Screnci, y el exdiputado bonaerense de Bahía Blanca, Santiago Nardelli, por el PRO.

Además, hay intenciones de que la Cámara baja apruebe y gire al Senado las tres vacantes que se crearon en la Defensoría del Pueblo bonaerense producto de la negociación por la reforma a la ley que limita las reelecciones indefinidas. El PRO afronta una dura pulseada para elegir los nombres para las tres defensorías adjuntas que se encuentran acéfalas en el organismo provincial a cargo del movedizo Guido Lorenzino.

Mientras que el radicalismo ya tiene definido que Marcelo Honores renovará cargo, tres sectores del PRO batallan para quedarse con los dos casilleros restantes: el diputado nacional Cristian Ritondo pide por el concejal en Esteban Echeverría, Luciano Gómez Alvariño; la titular del partido a nivel nacional Patricia Bullrich pugna por dirigente Pablo Walter; y finalmente el intendente de La Plata, Julio Garro, por la exdiputada Carolina Barros Schelotto. Son las tres figuritas en danza de los amarillos.

Sin embargo, según pudo saber Diputados Bonaerenses, el PRO estaría inclinando la balanza para el lado de Ritondo, pese a las denodadas gestiones que llevaron adelante los otros sectores. Hubo un llamado de Daniel “Tano” Angelici a uno de los campamentos que protagoniza la pugna anoticiando que la silla en la defensoría adjunta quedaría para Gómez Alvariño. Es que, Ritondo habría puesto el grito en el cielo y presionado por los pocos cargos que le corresponden.

Es un poco contradictorio que Ritondo se quede con ese lugar que se generó a partir de la negociación de las reelecciones indefinidas, que todos los legisladores vidalistas votaron en contra, enfrentando a los intendentes”, se quejó uno de los espacios del PRO perjudicados por la resolución.

Por lo demás, este medio confirmó que en el paquete de cargos que se podrían votar el martes que viene en la Legislatura bonaerense también se negocia el pliego para designar a Federico Thea al frente del Tribunal de Cuentas bonaerense, un organismo de extrema sensibilidad para los intendentes de la provincia de Buenos Aires.

Diputados Bonaerenses explicó con minuciosidad la ingeniería legislativa que permitiría este nombramiento, con un recorte a la ley orgánica, y las resistencias que despierta el hombre de Kicillof en propios y ajenos.

Si los acuerdos avanzan la Legislatura bonaerense el martes que viene en una sesión doble se votaría el paquetazo de cargos completo con directorio del Banco Provincia, sillas de la Defensoría del Pueblo y también el nombramiento de Thea.

Para que eso suceda, de acuerdo a los que coinciden en Juntos, el propio partido amarillo y el peronismo, el PRO deberá ponerse de acuerdo. Con este río revuelto de fondo, no parece tarea sencilla. Las próximas horas serán decisivas para determinar si el martes que viene suena la chicharra en los dos recintos o si las negociaciones vuelven al freezer.

(*) El autor es director del diario digital Diputados Bonaerenses.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario